Bocata de calamares con mahonesa de ajo negro y pan de tinta de calamar

Bocata de calamares con mahonesa de ajo negro y pan de tinta de calamar

El bocata de calamares, es uno de mis bocadillos favoritos, pero ya puestos, cuando vienen amigos a cenar, me gusta sorprenderlos poniendo en la mesa este Bocata de calamares con mahonesa de ajo negro y pan de tinta de calamar.

Francamente, ¡es todo un espectáculo!

  • Un pan recién hecho (pero un pan súper fácil de hacer, que además puedes dejar preparado por la mañana)
  • Unos calamares rebozados en harina para freír, que puedes sustituír por harina normal mezclada con harina de garbanzos. Ésto, junto a una fritura en aceite de oliva virgen bien caliente, hacen que salgan «tiesos», crujientes y jugosos por dentro. Si quieres conocer el secreto de una fritura perfecta, pincha en este enlace.
  • Una mahonesa hecha con aceite de oliva virgen extra de variedad arbequina, más dulce que el picual, pero muy aromática, a la que añadiremos unos dientes de ajo negro, que le da un sabor increíblemente delicioso. Esto hará que tu bocata de calamares suba a la categoría de alta cocina. Por cierto, en Jaén tenemos una empresa que hace el mejor ajo negro del mercado, Ajos Gallardo, la que os recomiendo fervientemente.

Con estos trucos e ingredientes, os aseguro que vuestro Bocata de calamares con mahonesa de ajo negro y pan de tinta de calamar va a dar muuuuucho que hablar, y se convertirá en una comida que vuestros invitados no olvidarán jamás.

¿Nos ponemos manos a la obra?

Bocata de calamares con mahonesa de ajo negro y pan de tinta de calamar

Ingredientes:

Para el pan rápido de tinta de calamar:
  • 85 g de leche
  • 75 g de agua
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de azúcar
  • 30 ml de aceite de oliva
  •  25 g de levadura prensada fresca
  •  2 sobres de tinta de calamar
  • 230 g de harina de fuerza (y un poco más para espolvorear)
Para la mahonesa de ajo negro:
  • 1 huevo
  • 7-8 dientes de ajo negro
  • una pizca de sal
  • media cucharada de zumo de limón o vinagre
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra, a ser posible de variedad arbequina, que es más dulce.
Para los calamares:
  • 1/2 kg de calamares
  • harina para freír (yo utilizo la de Las Paneras, pero podéis mezclar harina normal con harina de garbanzo)
  • Aceite de oliva virgen, para freír
  • sal

Preparación:

El pan:

Mezclamos bien el agua con el aceite, el azúcar, la leche y la tinta de calamar.

Disolvemos en esta mezcla la levadura fresca, e incorporamos la harina con la sal.

Amasamos unos minutos y reservamos tapada en un lugar sin corrientes de aire. Yo la meto en el horno o en el microondas.

Cuando haya doblado su volúmen, dividimos la masa en 4 partes y formamos los bollos o bien hacemos panes redondos.

Colocamos en la bandeja de horno forrada con papel de hornear, y dejamos levar tapados con un paño, en el horno apagado, hasta que vuelvan a doblar su volúmen.

Si nos gusta, podemos pintar con huevo o aceite de oliva y ponerle semillas de sésamo.

Cuando hayan subido, los sacamos del horno, y precalentamos éste a 210º. Introducimos los panes en el horno y horneamos unos 40-50 minutos a 180º.

Te quedará una corteza más crujiente si los primeros 10 minutos metes una bandeja con agua para que cree vapor, horneando a 210º. Saca la bandeja y baja el horno a 180 el resto del tiempo.

Mahonesa de ajo negro:

Trituramos con la batidora los dientes de ajo, el huevo, la sal y el zumo de limón. Poco a poco vamos añadiendo el aceite de oliva virgen extra y emulsionamos hasta que esté montada.

Los calamares:

Una vez limpios y cortados en anillas, los secamos bien con un paño o papel de cocina, y los rebozamos en la harina.

Si el aceite de oliva virgen es nuevo, podemos freír un casco de cebolla o un trozo de pan para quitarle el posible amargor que pueda tener.

Freímos los calamares en el aceite bien caliente hasta que estén dorados, y cuando los saquemos, los dejamos escurrir en papel de cocina, y añadimos la sal al gusto.

Nuestro bocata:

Abrimos el pan, lo untamos en las dos partes con la mahonesa de ajo negro, lo rellenamos con los calamares recién fritos y crujientes, y le ponemos un poco más de mahonesa.

Puedes ponerle tomate, lechuga, brotes… pero eso sólo es para adornar, porque ¡no necesita nada más!

Bocata de calamares con mahonesa de ajo negro y pan de tinta de calamar

Un comentario en «Bocata de calamares con mahonesa de ajo negro y pan de tinta de calamar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.