Crema catalana

La crema catalana es un postre medieval, que posiblemente sea una evolución de las natillas que ya se preparaban en época romana.

Lo cierto es que esa capa de azúcar quemada, formado una increíble y crujiente capa de caramelo que da paso a una crema suave y dulce, es sin duda la clave de que hoy sea conocida en todo el mundo.

Su preparación es bien sencilla, aunque la clave es tener un soplete o un quemador para conseguir el caramelo crujiente, aunque hacerlo colocándola justo debajo del grill del horno a máxima potencia.

¿Quieres aprender a prepararla? Sigue mis pasos:

 
 
 

Cómo preparar esta Crema catalana, paso a paso:

Ingredientes: 

  • 6 yemas
  • 100 g. de azúcar
  • 750 ml. de leche
  • 30 g. de Maizena
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado o 1/2 cucharadita de vainilla líquida
  • Una piza de sal
  • La cáscara de un limón
  • Una rama de canela
  • Azúcar y soplete o quemador para caramelizar la superficie.
 
 

Preparación:

Con Thermomix:
Pones la mariposa a las cuchillas y echas todos los ingredientes menos la cáscara del limón y el palo de canela. Mezclas 15 seg/vel.3 y 1/2.
Echas la cáscara del limón y el palo de canela y programas 11 min./90º/vel.2
Ahora vuelves a programar 2 min./vel.2 sin temperatura.
Viertes en los cuencos y dejas enfriar.
Cubres la superficie con azúcar y quemas con un soplete o quemador, hasta que quede caramelizado.
Tradicional:
Bates todos los ingredientes, menos la cáscara del limón y el palo de canela.
Lo echas en un cazo, junto con estos dos ingredientes, y a fuego lento, sin parar de remover, lo dejas hacer hasta que «engorde». Estará lista justo antes de hervir, cuando veas que está espesita.
La vuelcas en los cuencos y dejas enfriar.
Una vez fría, la cubres con azúcar y quemas con un soplete o quemador hasta que la superficie quede caramelizada.
*Truco: para que al enfriarse no le salga «costra», cubre con papel film justo después de vaciar, pero que el film quede pegado a la crema, como si fuera su piel. De esta forma al no tener aire, no le saldrá esa película tan desagradable que queda en las cremas cuando enfrían.
Que qué haces con las claras? Yo lo tengo clarísimo: unos almendrados para tomar el café, que además puedes conservar en una caja durante varios días (no digo semanas porque a mí nunca me han durado tanto)
Ahora dime que no estás cascando huevos para hacerla… ¡QUE APROVECHE!!

Un comentario en «Crema catalana»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.