Guiso de patatas y marisco

Guiso de patatas y marisco

Te propongo un Guiso de patatas y marisco de los de mojeteo, chupeteo y repetición de la jugada.

Porque aunque es muy fácil de preparar, es tal el aroma que inunda la casa que las glándulas salivares enloquecen atragantando el gaznate y produciendo una necesidad imperiosa de meter la cuchara hasta acabar con el último resto que recuerde que este guiso llenó un plato.

Llámame exagerada, pero esto es un guiso para comer lento, degustando, paladeando, rechupeteando cada cabeza de gamba, mojeteando cada sopa de pan, reprimiendo la ansiedad de engullirlo en un segundo.

Échale el pescado que más te guste. Échale el marisco que te sea más gustoso, pero no dejes escapar la oportunidad de tomar un Guiso de patatas y marisco que puede ser tan barato como quieras o tan caro como tu bolsillo te permita.

Guiso de patatas y marisco

Cómo preparar este Guiso de patatas y marisco, paso a paso:

Ingredientes:

  • Una cebolla
  • Dos dientes de ajo
  • Unas hojas de perejil
  • 2 pimientos verdes
  • Medio pimiento rojo
  • 50ml de aceite de oliva virgen extra
  • 500g de patatas
  • Un tomate maduro
  • Medio vaso de vino oloroso
  • 300 g de pez espada (o salmón, rape…)
  • Una sepia pequeña
  • 1 litro de caldo de pescado o marisco*
  • 12 mejillones
  • 12 gambas
  • 300g de almejas
  • sal, pimienta
  • una hoja de laurel y una ramita de tomillo
  • Unas hebras de azafrán

Preparación:

Preparamos el caldo de pescado o marisco. Yo echo en un cazo con aceite la espina del pescado o las cáscaras de las gambas y las tuesto un poco. Le añado coñac y lo flambeo o lo dejo reducir. Incorporo agua y dejo cocer unos minutos antes de colarlo.

Mientras se termina el caldo, cortamos muy finos los pimientos y la cebolla, y los pochamos en el aceite de oliva virgen extra.

Majamos el ajo con el perejil y media cucharadita de sal gorda, y lo añadimos al pochado.

Antes de que tome color, apartamos la verdura en el centro, y echamos el azafrán desmenuzado para que se tueste un poco, añadiendo después el tomate triturado, el laurel y el tomillo.

Cuando el tomate esté frito, vertemos el vino oloroso y dejamos que se evapore antes de echar el pez espada y la sepia troceados. Salpimentamos, mareamos un poco y cubrimos con el caldo.

Pelamos las patatas y las chascamos, incorporándolas al guiso. En el momento que empiece a hervir, bajamos el fuego y tapamos.

Cinco minutos antes de que las patatas se terminen de hacer, añadimos los mejillones, las almejas y las gambas. tapamos y dejamos que terminen de hacerse.

Servimos nuestro guiso de patatas y marisco calentito, y si lo dejas reposar un par de horas, mucho mejor. Ahora tú decides si lo acompañas con cerveza o vino. ¡QUE APROVECHE!

Guiso de patatas y marisco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.