Mejillones tigre

De pequeña me volvían loca estos mejillones tigre. Mi madre los preparaba pero en lugar de picar la carne de los mejillones, los cubría con la bechamel y los empanaba. Y estaban tan ricos que me tenía que quitar el plato so pena de acabar con él yo solita.

Estas «croquetas con cáscara» como yo las llamaba, puedes hacerla en forma de bolitas, croquetas, rellenando empanadillas… pero sin duda la gracia está en freírlos en su misma valva.

Toma nota y ¡ponte el delantal!

Cómo preparar unos deliciosos mejillones tigre, paso a paso:

Ingredientes:

  • 1k de mejillones abiertos a vapor
  • 2 cebolletas o media cebolla
  • 50ml de aceite de oliva virgen extra
  • 50g de harina
  • 150ml de caldo de haber abierto los mejillones
  • 150ml de leche
  • 1/2 cucharadita de pimienta 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • sal
  • harina
  • huevo
  • pan rallado
  • aceite de oliva virgen o virgen extra para freírlos

Preparación:

Sacamos la carne de los mejillones y los troceamos, guardando las valvas para después. Colamos el caldo que hayan soltado.

Picamos muy finas las cebolletas y las pochamos en 50ml de aceite de oliva virgen extra, hasta que estén transparentes.

Añadimos la harina y dejamos unos minutos que sofría, sin que llegue a tostarse. Apartamos del fuego e incorporamos el caldo de los mejillones, removiendo hasta que la harina se haya integrado bien.

A continuación añadimos la leche, sal, pimienta y nuez moscada y mezclamos. Volvemos. poner al fuego sin parar de remover hasta que espese.

Ahora echamos los mejillones troceados y mezclamos.

Volcamos en una fuente y tapamos con film transparente «a piel», es decir, que el film quede pegado a la masa para que no salga costra.

Dejamos enfriar antes de meter en el frigorífico para que quede más compacta.

Ahora, vamos rellenando las valvas de los mejillones con esta masa y las rebozamos en harina, huevo y pan rallado.

Freímos en abundante aceite de oliva virgen o virgen extra hasta que queden dorados.

Servimos acompañados con una mahonesa de ajo, aunque están tan ricos que no necesitan nada para disfrutarlos.

¡QUE APROVECHE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.