Mantecados caseros de almendra

Mantecados caseros de almendra

En Navidad no puede faltar en mi mesa estos increíbles Mantecados caseros de almendra

Desde que he descubierto lo ricos que están ya no puedo pensar en comprarlos. De hecho, ya tenemos fecha para encender el horno de leña de mi sobrina y hacer cantidades industriales de ellos, porque toda la familia quiere comerlos… bueno y hacerlos, porque realmente pasamos unos días maravillosos: el día del alfajor, el de los mantecados, el de los “gusanillos” o pestiños…mmm!!

Lo que yo digo, de estas fiestas no me sacan de los siete kilos de más….

Mantecados caseros de almendra
 

Cómo preparar tus mantecados caseros de almendra, paso a paso:

 Ingredientes:
  • 300 gr. de manteca en pomada
  • 300 gr. de azúcar glass
  • 300 gr. de harina
  • 250 gr. de almendra
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo

Preparación:

En una bandeja de horno o en una sartén amplia, tostamos la harina, hasta que tome un color beige, pero con cuidado que no se queme. Suele tardar unos 10 minutos a 180º, pero hay que remover cada tres o cuatro minutos para que se haga uniformemente.

Hacemos lo mismo con la almendra, removiendo también para que se tueste por igual.

Una vez que la almendra está fría, la picamos con el robot. A mí me gusta que queden trocitos, pero eso ya va a vuestro gusto.

Ahora, mezclamos primero los ingredientes secos: almendra, harina, azúcar glass y sal.

Después incorporamos la manteca y el huevo y amasamos hasta integrar todo bien.

Extendemos con un rodillo o vamos aplastando con las manos, procurando que la masa tenga un grosor de 2 cm. más o menos, de grosor.

Si la masa estuviera demasiado blanda, por el calor, envolvemos y dejamos en el frigorífico unas horas hasta que endurezca y sea más fácil cortarlos.

Una vez cortados, los colocamos en la bandeja del horno separados un par de centímetros unos de otros, ya que se esparcen un poco, y  horneamos unos 15 minutos a 180º. Cuidado que se queman muy rápido.

Cuando enfríen, los podemos envolver en papel, o los espolvoreamos con azúcar glass, pero así, con el sésamo tostado no necesitan nada más.

¡QUE APROVECHE!!

Mantecados caseros de almendra

19 comentarios en «Mantecados caseros de almendra»

  1. A mi me pasa lo mismo ya ni pienso en comprar dulces navideños, es mas divertidos hacerlos y ademas mucho más ricos! no hay comparación! te han quedado divinos!! de buena gana me los tomaria con el cafecito!! bicos

  2. Carmina cielo esos siete kilos de mas no importan, cuando son por una causa tan bonita, como es juntarse la familia y hacer ricos manjares como estos Mil besicos amiga, y a seguir haciendo ricuras como esta

  3. Que ricos los polvorones, de almendra están de vicio total y a ti te han quedado para comerselos de dos en dos 🙂

    besines

  4. Qué buenos estos polvorones. Yo tengo que ponerme a hacerlos este fin de semana, porque en mi casa es una tradición que no falla, Los de almendra me gustan mucho, y si nunca has probado los de avellana, te los recomiendo, son exquisitos y dejan un aroma a avellanas tostadas que se te hace la boca agua. Un besito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.