Licor casero de membrillo

Licor casero de membrillo

¿Os apetece una copa de Licor casero de membrillo

Esta fruta ancestral ya era famosa en la antigua Grecia, en la que simbolizaba fecundidad y prosperidad. Incluso hay teorías que defienden que la famosa manzana de Eva era en realidad un membrillo, por ser más acorde con la definición.

En las huertas antiguas, al igual que el granado, siempre había un membrillo, que perfumaba los “terrados” durante gran parte del invierno.

En la de mi padre siempre ha habido membrillos y gamboas, que aunque son de la misma familia, son diferentes.

El membrillo es más tierno y aromático, es más cítrico que la gamboa, que presenta menos acidez. La pelusa del membrillo es amarilla, mientras que la de la gamboa es marrón, con una carne más dura y dulce. Sin embargo para comer en crudo me gusta más el membrillo. 

El tamaño de la gamboa es más grande que el del membrillo pero con ambos se realiza la famosa carne o dulce de membrillo, uno de mis dulces favoritos.

Licor casero de membrillo

 

Cuando se preparaba este dulce, se aprovechaba el líquido de la cocción para hacer este licor, que al igual que la mistela o el resol servían para calentar los ánimos en los días invernales.

El Licor casero de membrillo es fácil de preparar, dulce, aromático y peligroso, ya que entra muy bien pero engaña por su graduación.

Tómalo bien frío, en vaso con hielo o haz como yo, que lo conservo en el frigorífico o en el congelador, para tener la tentación siempre a mano.

Licor casero de membrillo

Ingredientes:

  • 700 g de membrillos ya troceados (no es necesario pelar)
  • 1,5 l de agua (debe quedar un litro de cocción)
  • 500 g de azúcar
  • 500 ml de anís seco
  • 500 ml de vino tinto
  • un palo de canela
  • Medio limón troceado

Licor casero de membrillo

Preparación:

Ponemos el palo de canela, el medio limón en trozos y los membrillos troceados, en una olla con el agua. Si después los vas a utilizar para hacer dulce de membrillo no es necesario que los peles.

Dejar hervir a fuego lento una media hora, hasta que estén muy tiernos.

Cuela el líquido de la cocción con un trapo de algodón para que no queden restos. Debes conseguir un litro de caldo.

Disuelve el azúcar en ese líquido aún caliente y dejar enfriar un poco.

Añade el anís seco y el vino tinto y mezcla bien.

Ya puedes envasarlo y tomarte una copa de Licor casero de membrillo en un vaso con hielo.

Licor casero de membrillo

Con los trozos que te han quedado de la cocción, puedes preparar carne de membrillo o bien tomártelos en compota, ¡una auténtica delicia!

¡Espero tus comentarios cuando lo prepares!

2 comentarios en «Licor casero de membrillo»

  1. Nosotros en cada solemos preparar bastante dulce de membrillo, pero estaba bebida debe de estar genial, intentaré haberla …!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.