Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix

Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix

Hoy os traigo la receta del Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix

En la huerta de mi padre siempre ha habido membrillos y gamboas. Si bien son de la misma familia, son variedades diferentes y cada una tiene sus pecularidades.

El membrillo es más aromático y ácido. De carne más tierna y para mi gusto, más sabrosa. De hecho a mí me gusta comerlos en crudo, aunque su textura sea muy astringente.

La gamboa es más grande, más vistosa y más dulce. Recubierta con una pelusa marrón, su carne es más dura y menos ácida que la del membrillo. Pero con ambos se hace uno de los dulces más versátiles: la carne o dulce de membrillo.

Puedes tomarla así tal cual, acompañando quesos, rellenando pasteles o utilizarla para salsas.

Ahora que se acercan las fiestas, ten preparado tu Dulce o carne de membrillo para poder sorprender, por ejemplo, con estos Hojaldres de membrillo y queso de cabra, o estos Bombones de foie y membrillo.

También te servirán para preparar diferentes salsas, que ya os iré mostrando próximamente. Así que elabora tu Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix, y ¡prepárate para disfrutar de cientos de platos!

Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix

Cómo preparar el Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix, paso a paso:

Ingredientes:

  • 500 g de membrillos troceados, sin pepitas
  • 400 g de azúcar
  • Un limón

Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix

Preparación:

Con Thermomix:

Pelamos el limón, procurando que no quede nada de piel blanca, y le quitamos las semillas.

Echamos en el vaso los trozos de membrillo sin pelar, el azúcar y el limón y trituramos 30 seg/vel 6,

Programamos 30 min/vel 5/ 100º. En los últimos 10 minutos, quitamos el cubilete para que se evapore mejor el líquido y quede más compacto.

Volcamos en un recipiente y tapamos bien.

Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix

Cocción tradicional:

Pon los trozos de membrillo con el azúcar y el limón, en una olla a fuego muy lento. Verás que van soltando bastante líquido. Yo suelo dejarles la piel porque los trituro con un robot potente, pero si no dispones nada más que de una batidora, pélalos pero guarda las pieles y los corazones. Introdúcelos en una bolsa de gasa de cocción y cuécelos con la carne de los membrillos, porque son las partes que más pectina tienen y te ayudarán a que gelifique mejor.

Déjalos cocer unos 40 minutos, hasta que ese líquido vaya reduciendo y el azúcar los vaya caramelizando.

Aparta el limón (y la gasa con las pieles) y tritura con la batidora o un robot, si tienes, y vuelve a poner al fuego. Debe estar a fuego lento porque si no se te puede pegar al fondo, por eso es importante remover muy a menudo. Es mejor que utilices una cuchara de madera.

Cuando veas que toma ese color rojizo tan característico, y que la cuchara se mantiene casi firme dentro, lo tendrás listo. Si quieres que quede más fino, vuelve a triturar de nuevo.

Envasa en recipientes anchos que te permitan desmoldarlos. Aunque te parezca absurdo, yo pagué la novatada la primera vez que lo hice, guardándolo en tarros de cristal.

Y sí, estaba delicioso, pero la presentación dejaba mucho que desear, ya que sólo podía sacarlo a cucharadas…

Una vez frío, lo conservas todo el año en el frigorífico, aunque te aseguro que lo vas a consumir mucho antes.

¡QUE APROVECHE!

Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix

3 comentarios en «Dulce o carne de membrillo con y sin Thermomix»

  1. Me encanta la carne de membrillo. La receta es la tradicional y quizá por eso yo aún no la tengo en el blog, porque la hago en crema y sin azúcar, yque la última vez no le hice fotos.

  2. Yo tenía ganas de subirla, y aunque todos los años preparo una buena cantidad de carne de membrillo, nunca se me había ocurrido. Un beso, Chary.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.